NUESTRA INTERVENCIÓN

Introducción y motivación

Desde hace tiempo se viene detectando en Asturias la presencia de jóvenes extuteladxs en situación de vulnerabilidad que no han pasado por programas de preparación para la vida independiente, o bien que tras salir de ellos no han sido capaces de mantener por sus propios medios una vida autónoma y normalizada. Dichos jóvenes suelen presentar perfiles variados y necesidades sociales muy diversas, fundamentalmente, falta de medios económicos, acceso a la vivienda y escasos o nuelos apoyos sociales y familiares, lo que les lleva a optar por recursos para personas sin hogar a una edad demasiado temprana. 

La implementación se vertebra en torno a tres grandes líneas de actuación:

  • Alojamiento
  • Acompañamiento social y asesoramiento
  • Apoyo puntual

Principios de intervención

Porque todos necesitamos un camino... el nuestro se basa en:

  • Protagonismo: Los y las jóvenes deben sentirse en todo momento actores de su propio proceso.
  • Resiliencia: Aprovechar y potenciar las habilidades y capacidades que todas la personas tienen para afrontar la adversidad.
  • Empoderamiento: Que los y las jovenes asuman el control de su propia vida para que tomen decisiones que les permitan cambiar y llegar a estar donde quieren estar.
  • Individualización: Cada caso es valorado en sus circunstancias concretas teniendo en cuenta la singularidad del joven y su situación.
  • Integralidad: Se busca una relación permanente entre las distintas areas de intervención (trabajo, vivienda, salud, ocio...) para una progresion conjunta.
  • Coordinación con otros recursos: Evitar duplicidades y establecer vias de colaboración y complementariedad con programas públicos y privados.

Características de los y las jóvenes

El perfil habitual suele ser el siguiente

  • Presentan problemas en el dominio de sus relaciones sociales e interpersonales, sobre todo con otros jóvenes.
  • Poseen un bajo nivel de autoestima, así como poca capacidad de canalizar sus emociones y una motivación escasa con pocas expectativas de cara a su futuro individual.
  • Presentan importantes déficits a nivel de aprendizaje, tanto formal como informal.
  • No tienen adquiridos muchos de los hábitos laborales básicos (constancia, puntualidad, aceptación de la autoridad…) y no cuentan con una formación profesional y/o ocupacional amplia.
  • Llegado el momento de hacer una vida independiente, la problemática familiar puede ejercer una influencia negativa.
  • Suelen presentar problemas relacionados con la afectividad.
  • Escasa rutina formativa y laboral. Dificultad para mantener constancia en la búsqueda activa de empleo, así como en la realización de curos de formación o en el trabajo. 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Identidad para ellos y ellas